lunes, 22 de mayo de 2017

Encuentros

Francisco Ferrer Lerín y Juan Manuel Molina Damiani en el exterior del Museo de Jaén
antes de visitar la exposición antológica de Ginés Liébana El Metafisicante - Verbum Tuum
Foto: Antonio Erena (19.05.17)

miércoles, 17 de mayo de 2017

Letras gallegas (y catalanas) - Gastromanía 15 - Excéntricos 9

Carme Noel, dueña de El Mosquito de Vigo, cogida de Álvaro Cunqueiro y Josep Pla,
a la derecha Gonzalo Torrente Ballester
Fuente: Fotobiografía de Cunqueiro, Editorial Xerais
Aínda non sei para que…

Ten de haber por ahí xente
á que lle sobre un pouco de tempo da súa vida,
e podería darmo a min, que esgoto o meu
deitado na miña sede, a carón da area quente
e do esquelete do cervo que coidaba
que ao norde había fontes de auga fresca.
Os meus ollos xa non saben distinguir un arbre no outono
dunha muller que se ergue do chan
despoixas de ter parido un neno louro
e o levanta sober da súa cabeza.
Non diferencio as falas nin os ventos
e teño xa esquencido o colo da miña nai
e a Katty, á que biquei nunha orella e chorou.
Morrendo, pido unha esmola de tempo
aínda que non sei para que…

Aún no sé para qué…

Debe haber por ahí gente
a la que le sobre un poco de tiempo de su vida,
y podría dármelo a mí, que agoto el mío
echado en mi asiento, al lado de la arena caliente
y del esqueleto del ciervo que creía
que al norte había fuentes de agua fresca.
Mis ojos ya no saben distinguir un árbol en otoño
de una mujer que se yergue del suelo
después de haber parido un niño rubio
y lo levanta sobre su cabeza.
No diferencio las lenguas ni los vientos
y he olvidado ya el regazo de mi madre
y a Katty, a la que besé en una oreja y lloró.
Muriendo, pido una limosna de tiempo
aunque no sé para qué… 

Álvaro Cunqueiro

(Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda)
(http://enriquegutierrezmiranda.blogspot.com.es/2011/10/doce-poemas-apocrifos.html)